La imagen no esta disponible
La imagen no esta disponible
La imagen no esta disponible
La imagen no esta disponible
Slider

CIBA – Centro Integral de Biotecnología Aplicada

Misión:

La misión del Centro Integral de Biotecnología, CIBA, es la aplicación de conocimientos de base Biotecnológica, para ofrecer a la agroindustria de la caña de azúcar y otras cadenas de valor del NOA, productos y servicios innovadores que puedan generar competitividad.

Apoyar desde el CIBA al fortalecimiento tecnológico del sector Agrícola, colaborando en el crecimiento sostenido de la provincia, la región y el país.

Visión:

Nos proyectamos como un Centro de Biotecnología líder en la región, generador de tecnologías que hagan competitivo el sector agroindustrial.

Historia:

El CIBA se inauguró el 14 de Septiembre de 2015 en el marco del Octavo aniversario de la Universidad de San Pablo-T, gracias al aporte económico de la Compañía Azucarera “Los Balcanes”. En su momento el proyecto fue un trabajo conjunto entre el Dr. Federico Pérez Zamora, el Dr. Miguel Campos y el Dr. Jorge Montes de Oca (CUBA).

Nuestro trabajo:

En el CIBA se trabaja en la micropropagación de distintas especies vegetales, el proyecto que estamos desarrollando actualmente es en caña de azúcar, la cual es una técnica biotecnológica, que permite la multiplicación clonal de individuos, ella ofrece una serie de ventajas como por ejemplo, nos permite sanear de ciertas enfermedades el material vegetal, por otro lado se obtiene un material rejuvenecido, además en un espacio reducido se pueden producir una gran cantidad de plantas.

¿Como es el proceso?

Se parte de material elite, elegido en campo, por experto de nuestro grupo de trabajo. Este material se somete a tratamientos físico y químicos a fin de eliminar contaminantes, luego se siembran en macetas y se cultivan en condiciones semicontroladas de invernadero con riego, fertilización y control de plagas y enfermedades.

A estos “donantes” se les realiza un análisis de las principales enfermedades, y si los resultados indican que se encuentran limpios, pueden ingresan en laboratorio. Ya dentro del laboratorio se procede a extraer el meristema apical, que se “establece” asépticamente en un medio de cultivo semisólido con todos los macro y micro nutrientes, vitaminas y reguladores de crecimiento necesarios para que la planta regenere.

Una vez que se obtuvo una planta completa pasa a la siguiente fase, “multiplicación”. Cada 15-21 días se subcultivan las vitroplantas mediantes estos subcultivos el número de plantines va creciendo exponencialmente. En general se pueden realizar 6-10 subcultivos en dependencia de la especie vegetal, variedad, de manera de evitar alteraciones fenotípicas o genotípicas.

Luego las VP que presentan el tamaño adecuado pasan a fase de enraizamiento, donde al medio de cultivo se le adicionan otros reguladores de crecimiento, auxinas, que actúan favoreciendo la formación de raíces.

A los 30 días se encuentran en condiciones de pasar a la última fase, de aclimatación o rusticación en casas de adaptación, en esta etapa lo que se busca es que el plantin recién salido de laboratorio adquiera de a poco las capacidades fisiológicas que le permitan subsistir en campo de manera exitosa al momento del transplante.

El CIBA, se encuentra trabajando en la multiplicación de variedades comerciales usadas en campos Tucumanos, como la LCP 85-384, de la que se produjeron alrededor de 300.000 plantines, de los cuales 114000, se encuentran ya sembrados en semilleros básicos pertenecientes a Cia. Azucarera Los Balcanes. También hay otros proyectos en etapas tempranas de desarrollo con plantas medicinales.

El laboratorio cuenta con equipamiento de última tecnología, como equipos de agua ultrapura, osmosis inversa, balanzas analíticas y granatarias, Phmetros, conductimetros, agitadores, vortex, microcentrifugas refrigeradas, estufas de esterilización, de cultivo, autoclaves, flujos laminares, pistola de genes y cámaras de crecimiento totalmente adaptadas a cada una de las etapas del proceso con capacidad para 500.000 vitroplantas. Una superficie en invernadero de 810 mt2, con capacidad para 210.000 plantines, que cuentan con sistema de riego y control de temperatura automatizados.

También, se adquirió tecnología extranjera de punta para el cultivo mediante Bioreactores de inmersión temporal, para ello se está trabajando en las ampliaciones edilicias del laboratorio como así también de invernaderos.

El CIBA firmó acuerdos de trabajos con distintos grupos de Investigación del país, para desarrollar caña de azúcar transgénica, los genes involucrados están relacionados con tolerancia a stress abióticos y resistencia a herbicidas.

Hay muchos desafíos por delante, pero se trabaja con dedicación para cumplirlos y para ello contamos con un capital humano y profesional de mucho valor (Doctores, Licenciados en Biotecnología, Ingenieros Agrónomos y operarios), que trabajan comprometido para alcanzar los objetivos del laboratorio.

Arrow
Arrow
Slider